El señor Rogers y el Ministerio de la Reconciliación

April 17, 2024

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo y nos ha dado el ministerio de la reconciliación: 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándoles en cuenta sus transgresiones y encomendándonos a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo; y como Dios los exhorta por medio nuestro, les rogamos en nombre de Cristo: ¡Reconcíliense con Dios! (2 Corintios 5:18-20)

El 31 de agosto de 2001, millones de niños se sentaron frente a sus televisores para ver el episodio final del Vecindario del Señor Rogers. Once días después, una escena dramáticamente diferente se desarrolló en esas mismas pantallas mientras el mundo observaba a los terroristas estrellar aviones contra el World Trade Center.

Recientemente jubilado, el Sr. Rogers fue seleccionado de nuevo para ayudar a consolar a los niños y a sus padres. Después de reconocer los horribles

eventos del 11 de septiembre, Rogers terminó su discurso televisado con un tono esperanzador diciendo:

"No importa cuál sea nuestro trabajo particular, especialmente en nuestro mundo de hoy, todos estamos llamados a ser 'tikún olam', restauradores de la creación".

Dada la fe devota cristiana de Rogers, no me sorprendería en absoluto que tuviera en mente el pasaje de hoy mientras escribía esas palabras. Rogers entendió que el reino de Dios no va a venir de golpe. Va a venir lentamente como un grano de mostaza que se convierte en un árbol o como la levadura que se incorpora a la masa (ver Mateo 13:31-33). Y va a venir, al menos en parte, a través de ti y de mí, aquellos a quienes se nos ha dado lo que Pablo llama "el ministerio de la reconciliación".

En el pasaje de hoy, Pablo deja claro que ese ministerio tiene dos partes. Por un lado, debemos "implorar" a otras personas que "se reconcilien con Dios".

Pero los seres humanos no son los únicos que necesitan reconciliación.

Pablo dice que Dios está "reconciliando consigo al mundo". La palabra griega para "mundo" aquí es kosmos, que significa que la redención de Cristo realmente fluye "hasta donde se encuentra la maldición".

¿Qué significa esto para nuestro trabajo?

Significa que el trabajo que haces para arreglar los procesos rotos en el trabajo, luchar por la justicia, crear belleza y compartir el evangelio, todo es parte de tu "ministerio de reconciliación". Dios está "haciendo su llamado" a un mundo quebrantado "a través de [ti]", creyente. ¡Sé un embajador gozoso de él y de su evangelio hoy!

Escrito por Jordan Raynor

Tagged as: Spanish  

Content Similar to This

Recuperando la Dignidad y la Misión del Trabajo
¿A qué te dedicas?  Esta es una pregunta común que se hace cada vez que se conoce a alguien nuevo. Y todos respondemos de manera diferente en función a nuestras actividades diarias.  ...
Del plano a la bendición: una historia de impacto en el Reino
La historia de Estefanía - Arquitecta en Etiopía. ¿Qué se necesitaría para inspirar a los latinos para que utilizaran sus habilidades profesionales, sus negocios y su dinero para bendecir a las comunidades del ...